11-1

La memoria inmunológica después de tener Covid-19 puede durar ocho meses

Un estudio demuestra que los anticuerpos tras una infección de Sars-Cov-2 se mantienen en el cuerpo tras ocho meses de contraer el Sars-Cov-2.

¿Una persona que supera una infección por Sars-Cov-2 genera anticuerpos? ¿Cuánto tiempo queda protegida contra una nueva infección? Varios estudios durante el último año han demostrado que los anticuerpos específicos del Covid-19 son detectables durante algún tiempo, y solo brindan protección temporal contra la reinfección.

Por ejemplo, en noviembre de 2020 se publicó un estudio del Centro Médico de la Universidad de Friburgo que demostró que después de la recuperación de la infección por SARS-CoV-2, las células inmunes que se forman tras la infección permanecen en el cuerpo y podrían mediar una respuesta inmune rápida en caso de reinfección. Este estudio se publicó en la revista científica Nature Medicine.

Ahora, la pregunta es cuánto podrá protegernos la memoria inmunitaria contra el coronavirus, si el riesgo de síntomas severos aumenta o disminuye después de haber sido infectados una primera vez con el Sars-Cov-2, y si la eficacia de la vacuna se ve de alguna manera comprometida.

Para responder a estas preguntas, los investigadores del Departamento de Medicina de la Universidad de California (Estados Unidos) le hicieron seguimiento a 188 casos (con sintomatología leve y grave) de Covid-19 y estudiaron la dinámica de las células B y de las células T, que contienen la memoria inmunológica del Sars-Cov-2), durante más de seis meses después de la infección.

“Comprender la memoria inmune al SARS-CoV-2 tiene implicaciones para comprender la inmunidad protectora contra COVID-19 y evaluar el probable curso futuro de la pandemia de COVID-19”, escribieron los investigadores.

Los 51 sujetos del estudio proporcionaron muestras de sangre durante seis meses, y según los resultados publicados en la revista, las células B de memoria contra SARS-CoV-2 aumentaron entre 1 y 8 meses después de la infección. Las células T CD8 + de memoria y las células T CD4 + de memoria (que son las encargadas de la memoria inmunológica contra el virus) disminuyeron a los cinco meses de que el paciente se infectara. Este es el estudio más grande hasta la fecha de los cuatro tipos principales de memoria inmune para cualquier infección viral.

Según los investigadores, las respuestas de anticuerpos estaban presente en la gran mayoría de los sujetos de 6 a 8 meses después de la infección. Aunque casi el 70% de las personas poseían células de memoria al mes de haber contraído el virus, esa proporción disminuyó a 50% entre 6 y 8 meses después de la infección, lo que sugiere que la memoria inmunológica va disminuyendo paulatinamente en el tiempo.

“Aproximadamente el 95% de los sujetos retuvieron la memoria inmunitaria 6 meses promedio después de la infección. Los títulos de anticuerpos circulantes no fueron predictivos de la memoria de las células T. Por lo tanto, las pruebas serológicas simples para los anticuerpos del SARS-CoV-2 no reflejan la riqueza y durabilidad de la memoria inmunológica al SARS-CoV-2. Estos resultados tienen implicaciones para la inmunidad protectora contra el SARS-CoV-2 y el COVID-19 recurrente”.

Fuente: El Espectador

Leave a Reply